• Inicio
  • Noticias
  • Valcárcel Medina, creador de delirios artísticos, se asoma al IBAFF

Valcárcel Medina, creador de delirios artísticos, se asoma al IBAFF

El artista murciano protagoniza el jueves 3 de marzo el documental que cierra la Sección Arte del Festival. Además, continúa el ciclo dedicado a Khristine Gillard con ‘Miramen’, y el cine libre de Portabella estará presente con ‘Pont de Varsovia’. La asistencia a todas las proyecciones es gratuita.

PROYECCIONES JUEVES 3 DE MARZO:
-‘No escribiré Arte con mayúsculas’. 21 h., Paraninfo de la UMU.
España / 110’ / 2014 / Color / Español / Dirección: Luis Deltell, Miguel Álvarez-Fernández

- ‘Miramen’. 21 h., Puertas de Castilla. Dirección: Marco Rebuttini, Khristine Gillard
Bélgica | 22' | 2011 | Color | Francés | VOSE

- ‘Pont de Varsovia’. 21 h. (tras la proyección de ‘Miramen’), Puertas de Castilla.
España | 84’ | 1989|COLOR| Español

Continúa el jueves 3 de marzo la Sección Arte del Festival IBAFF con la proyección, en el Paraninfo de la UMU a las 19 h., de ‘No escribiré arte con mayúscula’, de Luis Deltell y Miguel Álvarez-Fernández,  una cinta centrada en la figura de Isidoro Valcárcel Medina. El artista murciano ha venido desarrollando, desde los años sesenta del pasado siglo, y de manera más o menos subterránea, una labor pionera en España que se prodiga en campos como el arte conceptual, la performance, la arquitectura, la poesía, el arte sonoro y otras varias manifestaciones experimentales. Ajeno tanto a las modas de cada momento como a las presiones del mercado del arte y de las instituciones, el camino de Valcárcel Medina atraviesa -siempre de manera crítica - un periodo crucial en la historia reciente de España, y nos ayuda a entenderlo desenmascarando algunas de sus contradicciones y absurdos.
Este documental reconstruye, mediante testimonios de figuras cercanas al artista, y usando básicamente la palabra (o, más bien, las ideas que mediante ella se pueden definir y transportar), una parte de la obra - que aquí se funde con la vida -de Isidoro Valcárcel Medina, y lo presenta como responsable de una labor pionera en España que se prodiga en campos como el arte conceptual, la performance, la arquitectura, la poesía, el arte sonoro y otras manifestaciones experimentales. Una gran oportunidad para profundizar en un artista del que se ha dicho que es el padre del Arte Conceptual, pionero inclasificable o creador de delirios artísticos a lo largo de sus más de cuatro décadas de una trayectoria merecedora del Premio Nacional de Artes Plásticas en 2007 y del Premio Velázquez en 2015.

Siguiendo con el ciclo sobre Khristine Gillard, en el Puertas de Castilla se proyectará ‘Miramen’ a las 21 h., obra experimental que se adentra en los confines Camargue. Se trata de una isla que pide al hombre que la habita fundirse con ella. Ese mundo entre dos cauces, entre tierras y agua, es el del reencuentro del río, del mar y de la comunidad de estanques. Es un universo de gestas (la del guardián-centauro, la del pescador del estanque, el cazador de los pantanos…- escritas en sus cuerpos y sobre el paisaje. Una relación con lo salvaje.

‘Pont de Varsovia’, los pedazos de una Europa rota por la Historia
Tras ‘Miramen’, los asistentes podrán disfrutar de ‘Pont de Varsovia’, dentro de la Sección Premio Honorífico. La cinta de Pere Portabella está fechada en 1989, el año de la caída del Muro de Berlín. Si el look predominante en ‘Nocturn 29’ era el de la alta burguesía sesentista, en esta obra refulgen las imágenes de la nueva intelectualidad y de la amnésica clase política progresista europea. Pero bajo la superficie reluciente de eventos socioculturales espectaculares y de vida frívola, en la Europa feliz se tensan las memorias de fracturas y cataclismos personales e históricos. Filmada con la misma pulcritud que el cine comercial coetáneo, ‘Pont de Varsovia’ hace estallar el argumento en los mil fragmentos de un paisaje europeo roto por el retorno de la Historia. No resulta extraño que Godard rubricase dos años después un filme hermano, ‘Alemania 90 nueve cero’, explícitamente heredero del ‘Alemania, año cero’ de Rossellini en la posguerra europea de 1947.
En ‘Pont de Varsovia’, tres personas de diferentes profesiones, un director de orquesta, una profesora de biología y un escritor, mantienen relaciones afectivas compartidas con tres claves muy claras: la abstracción ensoñadora, el escepticismo científico y una síntesis de los dos. Todos ven interrumpidas sus vidas por un hecho fortuito: el cadáver de un escafandrista hallado en un bosque quemado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al acceder a nuestra web aceptas su uso. Información sobre cookies